La Alhambra de Granada

En la Alhambra se precisa un perfil de vigilante muy concreto, un profesional que colabore con la satisfacción del visitante, formado en idiomas y técnicas de atención al público.

Los vigilantes de Securitas gestionan la seguridad de uno de los monumentos más bellos del planeta. Calificado por muchos como la octava maravilla del mundo, la Alhambra es el monumento más visitado de España, con una media que supera las 8.000 visitas diarias. El servicio de seguridad está centrado en la atención al público y la gestión del flujo de visitantes.

Miles de visitantes al día

En la Alhambra está en juego la conservación de uno de los más bellos monumentos del mundo. Un increíble conjunto de palacios, jardines, patios y bosques, una ciudadela amurallada de origen medieval y nazarí que se presenta como un oasis en medio de la ciudad de Granada, en Andalucía. Construida entre los siglos XIII y XV, esta joya del arte nazarí es el monumento más visitado de España. En el año 2019, recibieron la visita de 2.800.000 personas, con una media de más de 8.000 diarias. La conservación del patrimonio y la visita de miles de turistas al día son los condicionantes básicos y los principales retos de la operativa de seguridad de las instalaciones.

Un perfil especial de vigilante

En la Alhambra se precisa un perfil de vigilante muy concreto, un profesional que colabore con la satisfacción del visitante, formado en idiomas y técnicas de atención al público. Todo esto es necesario para llevar a cabo una de las labores principales del equipo de seguridad: organizar el flujo de visitantes. El equipo de Securitas tiene que transmitir sensación de seguridad, algo clave en un servicio donde las aglomeraciones de personas son habituales. A lo largo del día, nuestros vigilantes colaboran y son parte fundamental del amplio grupo de profesionales que opera en el monumento para atender e informar a los visitantes.

Una solución tecnológica integral e integrada

Por otra parte, nuestro personal técnico asume la responsabilidad del mantenimiento técnico de todos los sistemas de seguridad que apoyan la labor de nuestros empleados (videovigilancia, intrusión y control de accesos) y la seguridad del monumento (protección contra incendios). Este despliegue técnico se gestiona de forma integrada en un centro de operaciones propio, el CECOV (Centro de Control y Videovigilancia), además contar con el apoyo de nuestro SOC (Securitas Operation Center), lo que permite que el servicio facilitado por nuestro personal se agilice y sea más eficiente.

Día a día, entre otras funciones, los vigilantes se encargan de realizar rondas, gestionar controles de accesos a distintas dependencias y palacios, organizar colas, manejar las consolas de Rayos X que existen en las salas de consigna... Las rondas exteriores –entendiendo por exteriores las 123 hectáreas del recinto- se realizan necesariamente en vehículos 4x4 y motocicletas.

La unidad canina

Se debe destacar la labor realizada por la unidad canina de Securitas. El equipo formado por hombre-perro realiza labores de seguridad y está especializado en la detección de explosivos en el recinto. 

Lo sentimos, está utilizando un navegador no compatible con nuestra página. Le recomendamos utilizar Chrome, Edge, Safari o Firefox para acceder a securitas.es